Perdones de verdad…

Este pequeño secuaz de la urraca ladrona de Tolosa que pasa por Presidente de la Nación, ayer, en La Matanza, después de reconocer el «pequeño» error de haber organizado una fiestita de cumpleaños en Olivos, hizo un listado de las cosas por las que nunca deberá pedir perdón.

Y es cierto: no tendrá que pedir perdón por cerrar el Ministerio de Educación; sí deberá hacerlo por cerrar los jardines, las escuelas, los colegios y las universidades mucho más de lo necesario.

También dice la verdad cuando afirma no haber cerrado el Ministerio de Trabajo, sólo que está logrando que el trabajo pase a ser un recuerdo para los argentinos

Y con respecto al Ministerio de Salud, en lugar de cerrarlo, fue ascendido de categoría desde el nivel de Secretaría a la que había sido rebajado. Lo que sí consiguió es el manejo más torpe de la epidemia que nos golpea con ciento diez mil muertos -por ahora-, sospechas de corrupción, lugares especiales para vacunar asesinos como Verbisky, ladrones y paniaguados, esenciales sólo para continuar la tarea de destruir a la Nación Argentina.

Por Enrique Graci Sussini.

Compartir el artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Bibliografía recomendada.
Grupo República

La estafa con los desaparecidos.

Con prólogo de Juan Bautista «Tata» Yofre, este nuevo libro de José D’Angelo describe documentadamente, con 10 escandalosos ejemplos tomados entre miles, cómo – desde la Secretaría DDHH y el Ministerio de Justicia de la Nación, se han falseado historias y adulterado documentos públicos facilitando una multimillonaria estafa con los «desaparecidos».

Leer Más >>
Último artículo publicado.

Cualquier cacatúa.

Sin duda, el tango no sólo ha contado el espíritu argentino de su tiempo sino también predicho un futuro que vamos viviendo. Más de lo supuesto en una primera mirada.­

Leer Más >>

Artículos relacionados.

Suscribite.

Envianos tu E-mail para recibir periódicamente los artículos publicados.